lunes, 24 de octubre de 2005

Juegos de cartas y juegos de tablero: juegos de mesa

Vaya por delante que no soy ningún académico de la lengua encubierto, ni tengo intereses creados en la edición de diccionarios y enciclopedias; tan sólo soy un poco obsesivo en procurar utilizar el término correcto en el momento adecuado.

A continuación sigue lo que yo entiendo para cada categoría:

Juegos de cartas: Cualquier juego cuyo elemento principal es una (o más) baraja de cartas. Entran en esta categoría cualquiera de los muchos juegos que usan las barajas clásicas (Tute, Poker, Cinquillo, Bridge...), y los que utilizan barajas propias (Uno, San Juan, Bohnanza). Los juegos de cartas coleccionables también entrarían en esta categoría, pero los estoy dejando fuera a propósito.

Juegos de tablero: Cualquier juego que consista en mover o disponer sobre un (o más) tablero diferentes piezas. Entran en esta categoría los juegos clásicos (Ajedrez, Damas, Backgammon, Parchís...), los de toda la vida (Monopoly, Cluedo, Risk...) y, por supuesto, los actuales (Los Colonos de Catán, Puerto Rico, Age of Steam...).

Juegos de mesa: Cualquier juego que, normalmente, se juega sentado a una mesa.

Así pues, cualquier juego de cartas o de tablero, es, para mí, un juego de mesa. Pero, un juego de mesa, no tiene por qué ser necesariamente un juego de tablero, ya que también lo puede ser de cartas.

Como sucede en cualquier sistema de clasificación, hay elementos que no se dejan acotar fácilmente en una categoría u otra. Por ejemplo, Verräter, ¿es un juego de cartas o es un juego de tablero? Condottiere, tiene tablero, pero, realmente es un juego de cartas...

Lo importante es que en esta bitácora se hablará de juegos de mesa, en general, y de juegos de cartas y de tablero en concreto.

Sí, lo admito, soy un poco obsesivo, y no me gusta que se diga juegos de tablero, cuando realmente se quiere decir juegos de mesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails