martes, 16 de septiembre de 2008

Make 'n' Break Compact - Cuando pequeño es mejor

Make 'n' Break es una serie formada por tres juegos independientes: el juego original que se publicó en 2004, la versión "Extreme" de 2007 y la versión "Compact" que se ha publicado este año 2008. Las dos primeras vienen en caja grande, mientras que la Compact, como su nombre indica, es mucho más pequeña y portátil.

Los tres juegos comparten una mecánica similar. En su turno cada jugador va robando cartas que le indican la construcción a hacer. Según la dificultad, la carta tiene un valor en puntos de 1 a 3. Algunas cartas tienen todas las piezas en blanco, lo que significa que para hacer la construcción sólo hay que tener en cuenta la disposición de las piezas sin atender al color de éstas. Una vez hecha cada construcción (make), el jugador la destruye de un manotazo (break), roba otra carta y vuelve a construir. Así hasta que se le acabe el tiempo. Suma los puntos de las cartas, y el turno pasa al siguiente jugador. Se juegan cuatro rondas, y el que después de ellas tenga más puntos es el ganador. Sencillo, pero muy divertido.

(La edición "Extreme" tiene piezas con formas más peculiares y algunas cartas con reglas especiales, pero básicamente es lo mismo.)

En la edición original la determinación del tiempo que tiene cada jugador no está bien resuelta, o al menos a mí no me gusta. Con el juego se incluye un cronómetro de cuerda que se puede poner en tres posiciones de 1 a 3, cada una con más duración que la anterior. Al principio de su turno cada jugador tira un dado de seis caras numerado dos veces de 1 a 3. El número que le sale indica la posición para poner en el cronómetro y, por tanto, el tiempo del que dispondrá.

No he jugado a la edición "Extreme", pero por lo que se puede apreciar en esta foto creo que el sistema es el mismo.

La versión "Compact" o de viaje, que es la que yo tengo, incluye otro sistema para cronometrar, mucho más sencillo, mucho más barato, mucho más ingenioso y, para mi gusto, mucho más justo y mejor resuelto: un dado. Se trata de un dado de seis caras. Tres de ellas están en blanco, otra tiene un 1, otra un 2 y otra un 3. La tarea de medir el tiempo corresponde al jugador a la izquierda del que está haciendo el turno. Cuando el jugador grita ¡Ya! y empieza a construir, el jugador de su izquierda empieza a tirar el dado. Tiene que ir sumando los resultados y anunciando el total en voz alta. Cuando llegue a 15 o se pase, se habrá acabado el tiempo. (En la descripción del juego en el BoardGameGeek se explica un sistema parecido, aunque con alguna diferencia. Yo explico el que se detalla en el reglamento que acompaña mi ejemplar del juego.)

Es una idea sorprendentemente sencilla, bastante original (ahora mismo no me suena ningún otro juego con un sistema similar) y que funciona muy bien. Añade tensión al juego porque ya no se trata de un frío cronómetro, sino de un jugador que está intentando tirar el dado y sumar lo más rápido posible porque está compitiendo con el jugador que está construyendo.

4 comentarios:

  1. Y añado que aparte de lo ingenioso del método para cronometrar el tiempo, otro punto a favor respecto a los otros es su precio. Cuesta menos de 7 EUR.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, se me ha olvidado comentar el precio.

    El Alemania, en algunos grandes almacenes, era fácil encontrarlo por sólo 5€.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el método casero para cronometrar. Además se puede usar en otros juegos del mismo estilo. No lo he usado nunca pero lo probaré aunque a priori parece estresante el oír la cuenta mientras te concentras en otra cosa. O bueno, tal vez eso le dé su punto de gracia extra.

    Un saludo y encantado de conoceros.

    ResponderEliminar
  4. Si lo pruebas con otros juegos, ya comentarás qué tal resulta.

    Un saludo e igualmente encantado de conocerte. Suerte con el blog.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails