jueves, 19 de enero de 2006

Marcel-André Casasola Merkle

Marcel-André Casasola Merklees un nombre curioso. Más aún porque no parece en absoluto alemán, y,sin embargo, es el nombre de un diseñador de juegos alemanes, con unaweb personal en alemán, pero que sabe hablar y escribir en español y tiene familia en España. Otra cosa curiosa de Marcel-André es que acostumbra a ilustrar sus propios juegos, cosa que también hace, por ejemplo, Michael Schacht.

Con 10 juegos publicadosestá lejos de otros autores mucho más fecundos como Klaus Teuber,Reiner Knizia, Bruno Faidutti, Wolfgang Kramer, etc. A pesar de ello,merece ser tenido muy en cuenta por al menos tres de ellos: Verräter, Meuterer y Attika.

Verräter es un juego de cartas que se juega como si fuera de tablero, oun juego de tablero cuyos componentes son enteramente cartas. Pero noes destacable por esto, sino porque es uno de los primeros juegos (yquizá el primero) en el que aparece el mecanismo de roles condiferentes poderes que son escogidos en orden por los jugadores (sí,exacto, como Puerto Rico). Bruno Faidutti ha reconocido sin pudor que el mecanismo de selección de personajes de Ciudadelasestá inspirado directamente en el de Verräter. En Verräter se simulauna guerra entre dos facciones por el control del territorio. El nombredel juego significa traidor en alemán, y hace referencia a uno de losroles que se pueden elegir: el traidor, cuyo poder permite al jugadorcambiar de bando en mitad de la guerrra.

Meuterer es una revisitación de Verräter, manteniendo y mejorandomuchos de los conceptos y mecanismos, pero adaptando el juego a unbarco de amotinados.

Y después de esta introducción que se me ha convertido en un miniartículo por derecho propio, os emplazo al siguiente, en el quecomentaré uno de mis juegos favoritos: Attika.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails